El Gobierno aprueba la Ley de Startups

Publicada el Miércoles 22 de Diciembre del 2021 por Alba

El ministerio de economía mejora la fiscalidad de los emprendedores y aprueba la ley de startups.

Hace tan solo una semana el Consejo de Ministros aprobaba la Ley de Startups, para atraer talento e inversión y apoyar a nuevas empresas de rápido crecimiento y base tecnológica. La vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, señalaba que la nueva normativa ha surgido en un momento en el que la transición digital está en auge, donde la población apuesta por las nuevas tecnologías y que los emprendedores pueden así trabajar desde cualquier lugar del mundo. “Esta ley pondrá a España a la vanguardia de Europa en la creación de Startups” declaraba.

El texto, ya presentado con anterioridad, ha sido mejorado tras someterse a audiencias públicas y conocer y escuchar el ecosistema de los emprendedores. El sector necesitaba un esfuerzo adicional y el Gobierno ha querido escucharlo.

Lo ha hecho reduciendo el tipo impositivo en el impuesto de sociedades y el impuesto sobre la renta de los no residentes, del tipo general del 25 al 15% en los cuatro primeros ejercicios desde que la base imponible resulte positiva. La nueva ley facilita el uso de las stock options como formas de retribución, elevando su exención fiscal de 12.000 a 50.000 euros al año y retrasando su tributación al momento en que estas se hagan líquidas.

La ley eleva también la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación hasta 100.000€ anuales. A este incentivo fiscal se podrán acoger los inversores y los propios emprendedores. El tipo de deducción pasa del 30% al 50% y se amplía el periodo para considerar una startup como de reciente creación hasta los cinco años con carácter general, o a siete para empresas de sectores determinados como biotecnología, energía u otros sectores estratégicos.

Como parte de la nueva normativa, las startups podrán solicitar el aplazamiento de la deuda tributaria del impuesto de sociedades o sobre la renta de no residentes en los 2 primeros ejercicios desde que la base imponible resulte positiva, sin garantías ni intereses de demora, por un periodo de 12 y 6 meses. Además, se elimina la obligación de realizar pagos fraccionados del impuesto de sociedades y del impuesto sobre la renta de no residentes en los dos años posteriores a obtener la base imponible positiva.

En cuanto a la tributación del capital del carried interest, la exención será de hasta un 5º%, aunque se mantiene su tributación como rendimientos del trabajo.

Medidas para atraer el talento

Para atraer talento, se mejorará el régimen fiscal del impuesto sobre la renta de no residentes aplicable a directivos y empleados de las startups, inversores y personas que teletrabajen desplazadas en el territorio español (nómadas digitales) y sus familiares. También, se favorece el retorno del talento, rebajando de 10 a 5 años la no residencia previa en España para acceder al régimen especial.

Se elimina la doble cotización a la Seguridad Social para todos aquellos emprendedores que mantengan de forma simultánea un empleo por cuenta ajena en los tres primeros años.

La Ley de Startups recoge además otras medidas en favor de las mismas, como el fomento de la compra pública innovadora o la exención de las causas de disolución de las pérdidas, cuando dejen reducido su patrimonio a una cantidad neta inferior a la mitad del capital social.

Todavía no se han revelado datos sobre el impacto presupuestario de estas medidas fiscales, pero los participantes en el proyecto afirmaron que esta ley va a impulsar la creación de empleo y el crecimiento económico.

El Gobierno espera que la Ley de Startups entre en vigor en verano de 2022 tras los correspondientes trámites parlamentarios.

Etiquetas: